miércoles, 19 de marzo de 2014

La computadora de Anticitera

Me gustaría agradecer a Yuri por semejante trabajo divulgativo. La entrada original es esta. También recomiendo sinceramente visitar su web http://www.lapizarradeyuri.com/

Hace más de dos mil años, alguien creó un objeto absolutamente extraordinario.
Pasarían catorce siglos de oscuridad hasta que volviera a verse algo parecido sobre la faz de la Tierra.
La costa frente a la que se produjo el naufragio de Antikitera.
La costa frente a la que se produjo el naufragio de Anticitera hace unos 2.100 años, en la actualidad. Foto: Mellis (Clic para ampliar)
Agradecimiento: Escrito con la inestimable cooperación del Dr. Tony Freeth,
secretario del Antikythera Mechanism Research Project.
Donde se indique, las imágenes son propiedad del AMRP o de Images First.
Thank you very much again, Dr. Freeth!
Faltaban unas seis u ocho décadas para el año cero que no fue cuando un buque de tecnología romana y unas trescientas toneladas de desplazamiento se hizo a la mar en el Mediterráneo Oriental. No sabemos realmente quién era su armador, ni el puerto de donde partió, ni a dónde se dirigía, ni en qué fecha exacta lo hizo, ni quiénes navegaban en él. Pero se hundió en la posición 35° 53′ norte 23° 18′ este, a poca distancia de un cabo septentrional de la isla de Anticitera (o Antiquitera), entonces llamada Aigilia u Ogylos y hoy en día parte de la Grecia contemporánea. Esta isla, donde se encuentra el antiguo puerto de Pótamos Aigilii, era por aquel entonces un refugio de piratas a quienes hacía la guerra la Rodas aliada de Roma; quizá el mercante había sido capturado. Otra posibilidad es que simplemente, sobrecargado como iba, se hundiera de viejo: la madera de olmo con que fue construido ha sido datada mediante radiocarbono entre el 177 y el 263 aC, o sea que el barco (o su maderamen, que se solía reutilizar) contaba al menos noventa años de antigüedad y puede que hasta dos siglos. O cualquier otra cosa. Han pasado dos mil y pico años; vete tú a saber qué viento se lo llevó.
Restos del naufragio de Anticitera.
Restos del naufragio de Anticitera: un fragmento del casco, construido en madera de olmo con tecnología romana, y diversos trozos de cerámica entre los que se distingue el cuello de un ánfora del siglo I a.C. Imagen obtenida a 52 m. de profundidad por miembros del Instituto Egeo, operando desde el barco Calypso del comandante Cousteau, en 1975. Foto: Aegean Institute (Clic para ampliar)

sábado, 15 de marzo de 2014

¿Llegó el hombre a la luna? Parte I




Cuando estés estudiando cualquier tema o considerando cualquier filosofía, pregúntate a ti mismo únicamente: ¿cuáles son los hechos? ¿y cuál es la verdad que los hechos sostienen? Nunca te dejes desviar, ya sea por lo que tú deseas creer o por lo que crees que te traería beneficio si así fuese creído. Observa únicamente e indudablemente cuáles son los hechos.

Bertrand Russell

Una tranquila tarde de un jueves navengando por el foro encontré lo que parece ser un hilo en el que resumidamente se hablada sobre que se había descubierto que una roca lunar en un museo de holanda era falsa, era madera. A raíz de esto me encontré con un comentario de los que te hacen fruncir la frente.

Cita:
Originalmente Escrito por Gervasio Ver Mensaje
Entre esto:

¿Son válidas las pruebas aportadas de que el hombre pisó la Luna?
esto:

"Hechos" pocos conocidos y (ciertamente) "sorprendentes" (JOJOJO) sobre los "viajes a la Luna" del proyecto Apolo
y esto:

Mis atípicos motivos para sostener que no hay pruebas de que "se fue a la Luna" (NI MENCIONO fotos y vídeos "lunares")

a nadie le deberían quedar dudas. Ahora bien, se necesitan bastantes horas para digerir estos hilos, alguno de ellos supera las 100 páginas. Al que le interese que se lo tome con calma.
Al echar un ojo por encima me propuse desmontar punto por punto la teoría de la conspiración que afirma que el hombre no llegó a la luna. Es posible que no me quepa todo en un mismo post, así que probablemente lo dividiré en una trilogía. A medida que avance iré editándolo. También debemos tener en cuenta que probablemente se repitan los mismos argumentos una y otra vez por lo que no volveré a explicarlos, sino que diré que ya se ha explicado. Tampoco entraré en materia sociopolítica porque es un campo que no domino. Así que empecemos:

Primer link:

martes, 11 de marzo de 2014

Cosmos, una odisea del espacio-tiempo

Escrito por Daniel Marín en Eureka

Hace 34 años una serie de documentales lograron algo que parecía imposible: cambiar la vida de miles de jóvenes alrededor de todo el mundo. Esa serie era, por supuesto, Cosmos. Presentada por el por entonces ya famoso divulgador y astrónomo Carl Sagan, Cosmos era una superproducción con un único objetivo, que no era otro que presentar a una gran audiencia lo apasionante que es la aventura de la ciencia. Gracias a Cosmos miles de niños, entre los que se encontraba éste que escribe estas líneas, decidieron estudiar una carrera científica espoleados por las palabras de Sagan.



lunes, 13 de enero de 2014

Grandes científicos: Benjamin Franklin

Grandes científicos: Benjamin Franklin

Grandes-cientificos-Benjamin-Franklin-5.jpgMSHCH/ISTOCK/THINKSTOCK
Benjamin Franklin es un nombre al que se asocian diversas áreas, desde la política a la literatura, sin olvidar las ciencias, por supuesto. En cualquiera de estos ámbitos, Franklin supo incursionar con un éxito incuestionable. La vida de Benjamin Franklin no se resume a su famoso experimento con la cometa o a su obra política, pues este fue un hombre completo que luchó por sus ideales y que llevó a cabo varios experimentos e inventos que contribuyeron a aumentar su trascendencia y legado. Te invito a que hoy, en una nueva entrega para nuestra sección Grandes científicos, repasemos brevemente algunos aspectos biográficos de este ilustre nombre y conozcamos parte de esos aportes.

Juventud y primeras creaciones de Franklin

Grandes-cientificos-Benjamin-Franklin.jpg© GETTY IMAGES/PHOTOS.COM/PHOTOS.COM/THINKSTOCK
Nacido en Boston el 17 de enero de 1706 (el mismo día que quien les escribe, recuerden saludarme), Ben Franklin obtuvo una formación básica en la South Grammar School hasta sus diez años. Posteriormente trabajó en diversos oficios, tales como la fabricación de velas y jabones en la fábrica de su padre, en la marina, en carpintería, como tornero y también como albañil. Sin embargo, su primer acto público de relevancia fue la creación de La tragedia del faro y Canto de un marino, dos poesías escritas por él.
A sus quince años de edad, uno de sus hermanos fundó el New England Courant, un periódico en el que Franklin escribió algunas de sus primeras obras. Allí escribía bajo el seudónimo de Sra. Entrometida Silenciosa (Mrs. Silence Dogood) hasta sus 17 años, cuando viajó a la ciudad de Philadelphia, donde trabajó en varias áreas.
No obstante, lo que verdaderamente nos interesa de la biografía de Benjamin Franklin comienza algunos años más tarde. El interés de Benjamin Franklin por los fenómenos eléctricos no comenzó sino hasta el siglo XVIII. Concretamente, en 1752, año en el cual llevó a cabo uno de los experimentos científicos más relevantes para el desarrollo de la ciencia moderna: el experimento de la cometa de Franklin.

El experimento de la cometa de Franklin

Grandes-cientificos-Benjamin-Franklin-2.jpgSTEVEN WYNN/ISTOCK/THINKSTOCK
Influenciado por las obras de otros grandes científicos como Isaac Newton o Joseph Addison, Franklin escribió su trabajo científico más relevante: Experimentos y observaciones sobre electricidad. El experimento de la cometa de Benjamin Franklin consistió en atar una cometa con esqueleto metálico a un hilo, con su extremo inferior atado a una llave.
Aprovechando una tormenta eléctrica, él observó que, al remontar la cometa, la electricidad se conducía desde la cometa hacia la llave, cargándola de corriente eléctrica. A partir de ello, Franklin demostró que las nubes estaban cargadas de electricidad y que los rayos que vemos son descargas eléctricas de éstas.

Inventos de Benjamin Franklin

Grandes-cientificos-Benjamin-Franklin-1.jpgSTEVEN WYNN/ISTOCK/THINKSTOCK
Entre los inventos de Benjamin Franklin se destaca el del pararrayos, producido a partir del descubrimiento recién mencionado. El pararrayos se instaló rápidamente por todo el país y fue un éxito comercial, pero no fue la única creación de esta prominente alma inventora. Los inventos de Franklin fueron múltiples y de todo tipo, como por ejemplo:
  • La armónica de cristal (1762). Está constituida por un número de platos de cristal alineados y atravesados por un eje. Con un pedal que los hace girar mientras se toca con la mano mojada, el instrumento registra cuatro octavas.
  • El horno de Franklin (1742). Se trata de una estufa de hierro que produce más calor y menos humo que una estufa abierta ordinaria.
  • Los lentes bifocales (finales del s. XVIII). Se trata de lentes que tienen dos graduaciones diferentes en el mismo cristal. Suelen ser utilizados por personas con miopía, y aunque se debate la creación de los mismos por parte de Franklin, tradicionalmente se asocia a él.
  • El catéter urinario flexible (desconocido). Se trata de un pequeño tubo que se inserta en la vejiga del paciente mediante su uretra. La cateterización le permite al paciente orinar libremente sin obstrucciones.

Otras contribuciones y fallecimiento de Franklin

Grandes-cientificos-Benjamin-Franklin-4.jpgBURAK PEKAKCAN/ISTOCK/THINKSTOCK
Todos estos inventos no fueron las únicas contribuciones de Benjamin Franklin al mundo de hoy. Su labor política fue reconocida en la época y, hoy en día, los billetes de USD 100 tienen el rostro de Franklin impreso en el centro.
Los inicios políticos de Franklin ocurrieron en 1736 al ser elegido miembro de la Asamblea General de Filadelfia. También fue clave en la independización de los Estados Unidos de América y contribuyó a la Declaración de la Independencia de 1776, junto a Thomas Jefferson.
Se lo nombró también Ministro para Francia, y luchó para abolir la esclavitud, defender la democracia y terminar con la Guerra de Independencia. Benjamin Franklin falleció el 17 de abril de 1790 con 84 años, y fue enterrado en Filadelfia, con unas 20.000 personas asistiendo a su funeral. Su legado científico y moral lo llevó a consagrarse como uno de los grandes científicos y seres humanos de la historia, y como emblema de los Estados Unidos democráticos que caracterizaron a la época de su vida.
Puedes tener acceso a las obras de Benjamin Franklin en inglés en Bartleby y en los Franklin Papers.
Un hombre que vale la pena recordar, ¿no lo crees? ¿Qué otras cosas sabes acerca de este gran científico? 

¿Cómo es la luna por dentro?

¿Cómo es la luna por dentro?

Como-es-la-luna-por-dentro-3.jpgARTYOM RUDENKO/HEMERA/THINKSTOCK
Sabemos cómo se ve la Luna por fuera desde la Tierra, y hemos visto numerosas fotografías de su superficie, pero ¿cómo es el interior de la Luna? Si seguimos la Teoría del Gran Impacto, la Luna se formó de los trozos desprendidos por el golpe de un objeto enorme contra la Tierra. De esta manera podemos saber aproximadamente cómo se formó, y cómo debería ser por dentro.
Las pruebas más cercanas que tenemos son las muestras que el Apollo tomó en su viaje a la Luna, y los meteoritos lunares que han caído en la Tierra. Si las tomamos como base, podemos saber que la Luna está formada en su mayoría por rocas de 4,5 billones de años, rocas magmáticas, creadas a partir de volcanes que hicieron erupción hace 3,85 billones de años, rocas basálticas y brechas, rocas que se formaron por el impacto de asteroides y meteoritos.

El interior de la Luna

Como-es-la-luna-por-dentro.jpgANDREA DANTI/HEMERA/THINKSTOCK
El interior de la Luna está formado por un núcleo de hierro, seguido por un manto semi sólido, unmanto rígido y la corteza dura en el exterior. Si comparamos el interior de la Luna con el de la Tierra, podemos ver que es mucho más frío. Como es mucho más pequeña, pierde el calor fácilmente en el espacio.
Solamente el manto semi sólido puede fluir, debido a que las capas más cercanas a la superficie son demasiado duras como para moverse. El núcleo está formado por hierro y compone solamente de 2 a 4 % de la masa total de la Luna. A diferencia del de la Tierra, no crea un campo magnético muy grande. Si quisiéramos usar una brújula no podríamos, porque no hay suficiente magnetismo.

Últimos estudios de la superficie lunar

Como-es-la-luna-por-dentro-2.jpgHKEITA/ISTOCK/THINKSTOCK
La última información recibida por los sismógrafos que dejó el Apollo en la Luna llegó en 1977. A través de los movimientos en las rocas, como los de los terremotos, podría estudiarse su composición. Lo que descubrieron fue que estos movimientos fracturaron las capas entre el núcleo y la corteza.
Una de las preguntas recurrentes tiene que ver con los mares de basalto que hicieron erupción. La Luna se solidificó mucho antes de estas erupciones. La posible respuesta es debido al calentamiento de elementos como el uranio y el Torio, en un proceso conocido como vuelco del manto. Esto ocurrió porque las capas más altas de la Luna tenían minerales densos, pero las capas por debajo eran menos densas, lo que llevó a la inestabilidad gravitacional. Las capas más altas se hundieron para corregir este problema, haciendo que estuvieran más cerca de la superficie y se derritieran por la presión.
Todavía queda un gran camino por recorrer cuando se trata de estudiar la Luna. No es fácil conseguir muestras o estudiarla detenidamente, pero gran parte de su historia puede ser útil para entender mejor a la Tierra. Mientras la Tierra ha sido altamente modificada, la Luna permanece igual en el correr de los años, y puede darnos pistas sobre su formación interna, y la formación de otros planetas.
Además de saber cómo es la Luna por dentro, ¿quieres conocer algunas curiosidades sobre la Luna?